Congeladora

Cuando un futbolista vale cincuenta millones de euros

Las burlas de esta semana al central del Paris Saint Germain, David Luiz, me vinieron como anillo al dedo, no puedo dejar de reirme internamente del que considero uno de los futbolistas mas sobrevalorados del momento, porque, vamos a 3355ser honestos, ¿en verdad vale cincuenta millones de euros? Es un futbolista desordenado (imperdonable para un central), aunque con buena pegada se le nota tronco con las piernas (Suarez lo despilfarró el miércoles pasado, demostrando sus carencias), tiene sacrificio por lo que se desempeña bien de contención, pero eso no es un halago, que sea tan mal central no significa que por que lo haga bien en otra posición pueda ser considerado como un futbolista sobresaliente, al contrario, solo muestra sus carencias, y es que, ¿cuantos contenciones hay en Europa que valgan cincuenta millones de euros? Yo diría uno o dos, son suposiciones puesto que yo no manejo el mercado europeo, pero lo que sí estoy seguro es que David Luiz no los vale, ¡aquel que vive de una jugada en la final de la Confederaciones! ¡Aquel que es protegido por su pareja en la central brasileña (incluso por su mamá) ahora también de su club! No puedo escribir esto enfundando mi odio hacia su carrera como futbolista, me da patatús y me da más miedo el futuro mercado de fichajes, ¿quien valdrá cincuenta millones dentro de diez años?


Y todo esto me lleva a Neymar, querido lector. Neymar. El Justin Bieber del fútbol, más odiado que amado pero nadie puede negar su status, hijo de youtube e impulsado por los medios españoles se convirtió en la joya que todo equipo grande quería para su corona, no por sus valores, mucho menos por su arsenal futbolístico, si no porque era el jugador que todos anhelaban. Hoy en día, ha demostrado ser una gran promesa, no es cualquier jugador. Rápido, asistidor, teatrero y de vez en cuando definidor, cualquier equipo europeo compraría sus servicios, pero, ¿en serio vale cincuenta y tantos millones? O sepa cuantos, porque se ve que fueron otros cincuenta más los que les costó al equipo con mayor humildad del mundo, nadie está seguro y probablemente se quede en las tinieblas barcelonistas para siempre.

6a00d8341bfb1653ef019b00af816d970c

Un jugador que tenía más experiencia en las revistas rosas brasileñas que en las canchas del fútbol más exigente, ¿por qué chingaos valió todos esos millones de euros? (Disculpa tanta pregunta, es que en verdad siento que el método socrático me puede llevar más cerca a calmar esta inquietud) Todos podemos responder a nuestra manera y no creo que nadie llegue a una conclusion legitima, el fútbol se está pasando de verga y ya no hay nadie que pueda detener la inflación, lo único que me queda es la risa interna cada que alguno de estos futbolistas la caga en la cancha, no es que tenga algo en contra del dinero, solamente se me hace una ofensa que llegue Neymar a Barcelona ganando más que Iniesta, es solo eso, porque al parecer es una moda que no verá un final precoz; en cierta forma intento calmarme, sentarme y analizar la situación, para luego acordarme de que Hulk costó cerca de cincuenta millones, ¿alguien ve la tendencia?

Por Michel Juraidini

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top