#DeBateo

#Debateo ¿Se puede cambiar de equipo como aficionado? [Estreno]

¿Se puede cambiar de equipo como aficionado?

En nuestro primer #DeBateo le preguntamos a algunos miembros de La Congeladora si es válido y posible cambiar a que equipo le vas.

Una consecuencia de la metamorfosis del deporte [Miguel Lapuente]

Soy necaxista. Ya se imaginarán. Y otro necaxista me enseñó que “la pasión por el juego no puede depender de los resultados, tantas veces adversos.Neacxa 15 Elegir un equipo es una forma de elegir como transcurren los domingos. Unos optan por una escuadra de sólido arraigo familiar, otros se inclinan con claro sentido de la conveniencia por el campeón de turno. En ocasiones una fatalidad regional decide el destino antes de que el sujeto cobre conciencia de su libre albedrío y el hincha nace de modo ateniense, determinado por la ciudad”.

De la forma en la que yo he vivido los deportes, específicamente el futbol, no comparto que una persona pueda cambiar de equipo. Lo concibo como una acción desgarradora de abandonar quien has sido por años. Porque nuestro fanatismo también nos representa como personas, esa versión muchas veces irracional y sentimental de ver las cosas, ese momento en el que lo banal cobra  una relevancia que los huérfanos de equipo no pueden comprender.

Sin embargo, qué pasa cuando los valores en los que crecimos se transforman fomentados por un nuevo sistema de globalización y consumismo efímero. Qué pensar cuando los equipos y jugadores pasan de ser un asunto de tradición a marcas. Cómo reaccionar ante la pérdida de identidad de lo que a nosotros nos daba identidad.

No comparto – ya lo dije – que una persona pueda cambiar de equipo. No lo comparto porque no lo entiendo desde las circunstancias que a mí me ha tocado vivir, pero cuando los valores del deporte cambian, no veo imposible que los aficionados se adapten a su misma incongruencia.

“Elegir un equipo es una forma de elegir como transcurren los domingos”, afirma Villoro. Lamentablemente, eso es lo que menos importa en los tiempos que la tradición ha quedado a un lado, desplazada por la impaciencia de los aficionados, ávidos de sentirse parte de un equipo ganador y popular, como si eso fuera lo más importante en un juego donde las estadísticas nos dicen que los éxitos cada vez más son acaparados por la minoría.

Puede ser que el tema planteado en este debate sea sólo una consecuencia más de la metamorfosis del deporte.

 

Cambiar de equipo es como cambiar de Sexo. [Eleazar Garza ‏@Eleazar15 ]

 

¡Cambiar de equipo mis amigos es como cambiar de sexo, se necesitan muchos pantalones para ir por la calle diciendo que piensas hacerlo! No cabe duda que todos los equipos en algún momento de su historia atraviesan por etapas de crisis, no hay campeonatos, no hay dinero, no hay más refuerzos…. no hay espectáculo alguno. Pero cuando llegan los momentos de gloria, te hacen sentir parte de esos logros y lo primero que pasa por tu mente es el recordar lo difícil que fue llegar a la cima, a esa parte pequeña de felicidad plena.

 

Una vez que eliges unos colores y un escudo, esos mismos se van contigo a tu funeral.

-Garrochi15

 

Vete con quien te haga feliz. [Eugenio Jim]

¿Se puede cambiar de equipo? ¡Claro que sí se puede!, eso no quiere decir que me falte sentimiento o que no me guste el deporte.

Tenemos que admitir que la primera vez que escogemos un equipo, no sabemos lo que queremos, y muchas veces lo haces por cualquier tontería:

Es que mi amigo le va a “X” equipo, su uniforme esta padre, me regalaron una gorra, me cae mal panchito y voy en contra de su equipo, vi un anuncio en televisión, está de moda, es el único equipo que conozco etc. ¿Les parecen todas estas buenas razones para quedarse con un equipo para siempre?

Browns-Fan

¿Qué tal si tú le vas a los Browns de Cleveland solo porque viste que tú papa tenía un llavero del equipo? Pues lo siento mucho pero te espera una vida de sufrimiento, depresión y frustración deportiva mi amigo y no podrás nunca cambiarte de equipo porque todos tus amigos te odiaran, no volverán a confiar en ti y te dirán que eres un “Traicionero”, “Pecho Frio”, “Sin emociones”, “no te gusta el deporte” etc.  Entonces es la presión social la que te maneja y no lo que tu sientes en realidad. Eso es muy triste.

“Es que el estadio es mi casa”, “El equipo es mi familia” No quiero quitarle la parte romántica, pero recuerda que atrás de todo esto hay mucha gente ganando dinero, muchísimo dinero, directivos, entrenadores, jugadores, periodistas, casas de apuestas etc. Y que sin tu dinero y tu atención ellos no son nadie y no les interesas como aficionado, menos como persona, así que tranquilos, no se lo tomen tan enserio.

La gente cambia, cambia de trabajo, de amigos, de pareja, de cuidad, de ropa, de gustos, de sexo, de religión ¿Por qué demonios no se puede cambiar de equipo?

El deporte es para emocionarse, para gritar, para jugarlo, vivirlo y sentirlo, así que si tu equipo no te puede dar nada de esto, ¡te estás perdiendo de algo increíble! es momento de buscar a alguien que si lo haga.

Por eso los invito a que se cambien de equipo si el que tienen ahorita no los hace feliz, gasten su vida, su tiempo y sus emociones en algo mejor. Olvídense de las críticas y de todos estos señores que aquí escriben y que dicen que no se puede. La vida es muy corta como para formar parte del equipo equivocado.

  • Eugenio Jim

Una sola identidad, El amor es para siempre. [Richard JV]

Yo lo tengo claro, NO se puede cambiar de equipo, bajo ninguna circunstancia, es un lazo que nos llevamos hasta la muerte, sería como cambiar de padres, no se puede.

Son los padres quienes transmiten la pasión por nuestro equipo. Y está bien que así sea, porque es otro rasgo de identidad, uno de los más trascendentes en realidad. Intentar pelear contra esa afición es pelear contra la historia de uno mismo. No se puede cambiar de equipo porque no se puede cambiar la propia historia. Así de simple.

Con tu equipo forjas tu carácter, tu vida, tu historia, tu manera de afrontar los retos y adversidades, si le exiges a tu equipo, te exiges en la vida, si a tu equipo lo solapas y le perdonas todo “En las buenas y en las malas” se refleja en tu vida, recuerdo todas esas noches en donde creía por un instante que regresaría a casa triste, con alguna derrota en alguna final o partido importante, pero no, mi equipo siempre ha sabido ganar los partidos importantes, los minutos finales, dar volteretas en finales. Lo que me enseñó a ver la vida de esa manera, me enseñó a nunca jamás rendirme, me enseño que nadie me va a regalar nada, (No le voy al América) me enseño que el éxito no llega con billetazos. Me enseño muchas cosas más que sin duda de haberle ido a otro equipo, me hubiera forjado diferente, no sería la misma persona.

 

No se puede cambiar de equipo bajo ninguna circunstancia o razón, lamentablemente los directivos a veces abusan de la afición y cambian el equipo de ciudad como pasó con Atlante o Necaxa, no solo abusaron cambiándoles al equipo de ciudad, sino que, con esa medida, se fue la pasión, se fue la exigencia, se fue la fidelidad al equipo, tanto perdieron esos dos equipos que ahora están dando lastima en la liga de Ascenso.

“Lo mejor está por venir”. No te rindas, no cambies de equipo.

 

Sé Sincero contigo. [Alex Villarreal]

Antes de poder contestar ésta pregunta, es necesario primero analizar la razón por la cual una persona apoya a un equipo.
La mayoría de las veces una persona se identifica con un equipo debido a la zona geográfica de nacimiento o de donde ha vivido la mayor parte de su vida, por lo que esta forma de afición va ligado a un sentimiento de identidad que no se puede cambiar, se podrá compartir si la persona se identifica con varias ciudades en su vida, pero nunca abandonar.
La siguiente forma en la que una persona apoya a un equipo es por seguir a algún jugador en especial, seguramente recordarán en mundial de Italia 1990 cuando Nápoles se dividió por apoyar a la estrella de su equipo local Diego Armando Maradona. O talvez dentro de los lectores se encontrarán aficionados al Bayer Leverkusen pues Chicharito Hernández se encuentra actualmente en éste equipo. ¿Y si Messi decide cambiar de equipo? Aficionados mundiales que no militan en Barcelona seguramente también lo harán.


Después de indagar en el sentimiento de identidad y de idolatría, sigue investigar el gusto por el deporte. Gente que ha practicado algún deporte por muchos años encuentra elementos que le gusta observar dentro de un campo de juego, por lo que el estilo de juego de un equipo hace que esa persona lo apoye, si un equipo es ofensivo puede llegar a tener más gente que lo apoye a un equipo defensivo, pero aun así habrá gente que apoye ese estilo de juego.
Y por último hablaremos de las personas que siguen al campeón, son aquellas personas que se suben al carrito del equipo que es favorito para ganar o que lleva años dominando y está formando su propia dinastía. ¿Por qué hay aficionados así? Pues porque siguen el sentimiento de victoria que todo aficionado a los deportes busca, que sea respetable es lo que se cuestiona.
Si es válido cambiar de equipo en los deportes, mientras se sea sincero con uno mismo de la razón por la cual se sigue a dicho equipo-

Alex Villarreal

 

¿Se puede? o ¿No se puede? ¿Tú que opinas?

[interaction id=»568daf2b8089e8dd05897d7b»]

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top