En las Redes

El secreto detrás de los gritos y gruñidos en el tenis

Los gritos y gemidos que liberan los tenistas mientras observas un partido podría considerarse casi una regla del juego, es poco común que un jugador no emita estos sonidos y lo más lógico sería relacionar que el esfuerzo del golpe a la pelota provoca esta expresión sonora para desahogar esa fuerza pero.. ¿sabías que también son usados como estrategia de juego?.

Una cosa es cierta, los sonidos que emiten  los tenistas son sonidos reales de esfuerzo y el cuerpo necesita grandes exhalaciones para darle más estabilidad al golpe pero por otro lado los gritos también son útiles para distraer al rival.

«Cuando Agassi intentaba un golpe importante sus gruñidos se hacían más fuertes, lo que afectaba mi sincronización», dijo el ex tenista Iván Lendl.

Martina Navratilova, una de las mejores tenistas de todos los tiempos y ganadora de 18 Grand Slam, también señaló que los gritos de las rivales la perjudicaban ya que una parte importante del juego es escuchar el golpeo de la raqueta para predecir como será el próximo tiro.

En casos más recientes (2013), Andy Murray se quejó de su contrincante Carlos Berlocq al acusarlo de ser extremadamente ruidoso y por variar la intensidad de sus gritos para distraerlo.

«A veces es silencioso y luego aparecen (los gritos) de la nada, te sorprende un poco. Eso es lo que no comprendo, cambiar de estar silencioso a hacer el gruñido más alto posible, no tiene sentido», explicó Murray.

Este método de distracción se ha incorporado al tenis desde principios de los años 70 y es común escucharlo en la mayoría de los tenistas de la actualidad pero la molestia principal de algunos es que unos cuantos exageran o intensifican demasiado sus ruidos para afectar al rival.

La WTA intentó regular los escandalosos ruidos de las tenistas pero terminó en la conclusión de que intentar controlarlos es subjetivo, ya que el ruido puede variar dependiendo de la acústica del lugar, es decir, en cada estadio sonará diferente por lo que es muy difícil evitar que esta técnica ‘sucia’ de distracción logre ser erradicada.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top