Fútbol Internacional

'Firmaba porque confío en mi papá y nunca se me pasó por la cabeza que me pudiera engañar'

Leo Messi y su padre ya han testificado sobre el delito de fraude fiscal que recae sobre ellos. Los dos acusados, que tuvieron que esperar tres horas y media a que los peritos de Hacienda dieran sus explicaciones técnicas, trataron de dejar claro que no estaban al corriente del delito y que habían delegado todas las cuestiones legales y fiscales al despacho Juárez&Asociados y a un antiguo socio de la familia: Rodolfo Schinocca.

Leo Messi, que se acogió a su derecho de no responder al Abogado del Estado, quiso dejar claro que no tenia conocimiento de nada. «No sabía nada. Me dedicaba a jugar al fútbol y no tenía ni idea de nada. Confiaba en mi papá y en los abogados», explicó el futbolista en su primera respuesta. Messi añadió que nunca le habían explicado nada ni él hacía preguntas y confesó que firmaba «donde me decían porque confío en mi papá y nunca se me pasó por la cabeza que me pudiera engañar». «Nunca me interesé en estos temas, así que no sabía que se estaba incumpliendo la ley», añadió el futbolista.

Jorge Messi, por su parte, se declaró inocente del fraude porque «entiendo lo mismo de leyes que de chino básico». «Mi intención era facilitarle la vida a mi hijo, acompañarle y que se dedicara a jugar. Luego llegó un momento en el que necesitamos una guía legal y fiscal», apuntó el progenitor. Jorge reconoció que se habían creado una serie de sociedades, aunque mantuvo que «no buscaba ningún tratamiento fiscal favorable, ni mejor ni peor. Los primeros contratos los hizo Schinocca». Y aunque aseveró que mediaba en las negociaciones de algunos contratos, «no tenía noción de leyes, sólo decía sí o no al acuerdo que me presentaban».

Jorge Messi dejó al margen de todo a su hijo: «Leo no sabía nada de estas sociedades. No leía los contratos». Y puso como ejemplo el que se firmó con Adidas: «Necesitaban su firma, fue y firmó pero no leyó nada ni nadie se lo explicaba». Jorge insistió en su inocencia al afirmar que «a mí me decían que estaba todo bien hecho y era legal. Yo sólo sabía que él percibía lo que percibía y que a final de año los abogados pagaban algo pero no sé cuanto, cómo ni donde». El padre agregó que sabía que existía «una estructura armada, pero no qué sociedades había ni qué se hacía con ellas».

Finalmente, señaló directamente al despacho Juárez&Asociados: «Si un sponsor estaba interesado hablaba conmigo. Si llegábamos a un acuerdo, su parte legal se ponía de acuerdo con la parte legal de Juárez y lo cerraban ellos».

El juicio quedará visto para sentencia este viernes después de que todas las partes realicen sus conclusiones.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top