Fútbol Internacional

Ganar por inercia

Siempre es complicado escribir sobre un partido, una eliminatoria como la del Real Madrid contra el Bayern Munich. (Ya es tiempo de que alguien realice una tesis doctoral acerca del fenómeno que representa una eliminatoria de 180 minutos). El Madrid ganó y no está muy claro el cómo. O sí, pero ese tipo de explicaciones se enredan en las subjetividades, siempre presentes en un deporte que conlleva preferencias y errores arbitrales.

Antes del partido, estoy seguro, nadie se imaginó que Karim Benzema y Keylor Navas serían los héroes de la noche. El primero ha sido criticado toda la temporada. La última alegría que le dio a la afición blanca fue hace un año en la Semifinal contra el Atlético, cuando se inventó una jugada que acabó con la remontada de los de Simeone. El francés se ha convertido en un jugador enigmático, pocos comprenden el valor que tiene en su equipo, uno de ellos es Cristiano, que se alegró tanto por el pase a la Final como por los dos goles de su compañero. El segundo, Navas, se enfrenta cada semana a un nuevo rumor de la prensa en donde aseguran que el Madrid ya decidió quién será su próximo guardameta. El costarricense ha demostrado ser imprescindible, pero poco le ha valido, siempre parece tener un pie y medio afuera del club.

El triunfo del Madrid no sólo se explica por Benzema y Navas: el equipo alemán cometió errores garrafales en defensa que le brindaron dos de sus cuatro goles. Además, es preciso agregar que Lewandowsky, Ribery, Muller y James no estuvieron a la altura de la cantidad de ocasiones de gol creadas. Y los de Zidane, a diferencia de otros partidos en esta misma temporada, entendieron que no todo es suerte y que sufrirían, y lo hicieron, pero nunca sucumbieron ante la presión. El Madrid gana mucho y de muchas formas, y cuando pierde es difícil entender por qué. En esta ocasión se entiende que ganaron no porque fueran mejores, sino porque siendo peores capitalizaron sus pocas oportunidades al ataque y defendieron su ventaja como si fuera lo último que les quedara. Y es que esta temporada es lo último que les quedaba.

Desde la temporada 2010-2011, el Madrid no ha dejado de estar en una Semifinal de la Champions. En los últimos cinco años ha ganado tres y si gana en Kiev contra el Liverpool o la Roma, habrá ganado cuatro. No es poca cosa. Tampoco es nuevo su idilio con la competición, es una larga historia, pero para la generación que creció en los tiempos que el equipo se estancó en Cuartos y Octavos de Final es algo histórico. Aunque en este momento no sean conscientes de ello.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dicen que las primeras partes siempre son lo mejor. Por eso volvimos a La Congeladora original. contacto: ricardo@lacongeladora.com

Copyright © 2018 LACEDD MEDIA.

To Top