Connect with us

Hi, what are you looking for?

Congeladora

La Conade y el COM traban a los deportistas mexicanos

En los Juegos Panamericanos, México se encuentra en sexto lugar con 13 medallas de oro, 20 de plata y 28 de bronce. Hemos visto a atletas dar lo mejor de sí, como María González, marchista mexicana que se desmayó al cruzar la meta y romper el récord de los 20 kilómetros en marcha con un tiempo de 1:29:24 horas. Sin embargo, parece que las instancias del deporte más importantes del país hacen todo lo posible por complicarle la vida a los deportistas mexicanos.

En la edición 2020 de la revista Proceso, Raúl Ochoa publicó un reportaje en el que expone que la ciclista Ana Teresa Casas fue desplazada de su lugar como representante en los Juegos Panamericanos por la hija del vicepresidente de la federación, Sofía Arreola, quien ni siquiera participó en las eliminatorias en las que se designaron a las que viajarían a Toronto para representar a México en la justa.

La prueba – escribe Ochoa – dejó a Ingrid Drexel en primer lugar, a Yareli Salazar en segundo, a Ana Teresa Casas en tercero y a Mayra Rocha en último. El 16 de Junio, Casas fue notificada por la Federación Mexicana de Ciclismo que tendría que competir otra vez por el puesto que ya se había ganado. La persona con la que competiría: Sofía Arreola, hija del vicepresidente de la federación.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“Lo anterior desencadenó el conflicto: Casas reclama que la referida evaluación se programó fuera de tiempo y debió efectuarse, en todo caso, contra la ciclista que terminó en el cuarto sitio del selectivo, es decir, Mayra del Rocío Rocha”.

El padre de la ciclista, Gustavo Casas, acusó al COM de solapar a las federaciones y le reclamó a Marío García, jefe de misión: “Aquí están los criterios de selección. ‘es que no están claros, no están precisos’, me dijo para deslindarse. Pero aquí está tu firma en el proceso selectivo. Quiere decir que tú mismo lo revisaste y diste el visto bueno”, se lee en el reportaje de Raúl Ochoa.

A final de cuentas fueron Lizbeth Yareli Salazar Vázquez, Mayra del Rocío Rocha Guerrero, Ingrid Drexel Clouthier y Sofía Arreola las ciclistas enviadas a Toronto, con la justificación de que “se aplicaron valoraciones `técnico-metodológicas imparciales, encauzadas a encontrar a la ciclista con mejor perfil para competir en la prueba de pista”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Casas se acercó con Alfredo Castillo para explicarle su situación, y éste le pidió que compitiera con Arreola por el puesto, deslindándose de cualquier responsabilidad. El padre de la ciclista, por su parte, sentenció que Alfredo Castillo no sabe de deportes.

El pasado miércoles 15, se hizo viral un video de la nadadora Fernanda González, en el que denunció amenazas y presiones por parte del COM, específicamente de Carlos Padilla, Mario García, Hanna Woloski y Mónica Romero para que utilizara el traje de baño oficial, el cual le quedaba pequeño e incómoda.

“Estuve detenida en la Villa Panamericana una hora antes de mi prueba con un estrés impresionante, al grado que me dijeron: te vamos a quitar tu acreditación y no vas a poder competir´…Me tuvieron en un cuarto, hablando conmigo cuatro personas, diciéndome que me iban a quitar mi acreditación y que tenían un vuelo reservado para mí al día siguiente hacia México, porque no usaba el bendito traje que ellos querían que utilizara. Así tenga que nada desnuda lo voy a hacer; no me importa, pero no es justo que siempre se lleven entre las patas a los atletas por intereses de ellos”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Un día después, Padilla separó a la nadadora de la delegación, argumentando indisciplina e intereses económicos por parte de la nadadora al querer utilizar un traje de baño que no era el oficial. Horas después, Alfredo Castillo hizo público en su cuenta de Twitter que habían llegado a un arreglo para que González siguiera participando en los Panamericanos.

Raúl Ochoa también aborda el tema de Horacio Nava, uno de los mejores marchistas mexicanos, quien viajó a Toronto sin el apoyo de su entrenador por diferencias con el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, Antonio Lozano. Al igual que la arquera Aída Romano, subcampeona olímpica, quien también tuvo que competir sin el apoyo de Mee Jong Lee, su entrenadora, por la falta de seis meses de su salario.

Advertisement. Scroll to continue reading.
@lacongeladora
Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Advertisement