Betway.mx sports banners
Congeladora

La encrucijada de Zidane

Zidane afronta una situación crítica. La dura derrota ante el Wolfsburgo deja al Madrid al borde del abismo. Tres meses después de su llegada al banquillo blanco, el técnico tendrá que lidiar con uno de los partidos más importantes de los últimos años. Más allá del pase a semifinales de la Champions, está en juego el futuro deportivo del Real Madrid y el del propio técnico. Una debacle europea sería difícil de remontar para todos, Zizou incluido. Se avecinan días de decisiones difíciles.

Lo primero que está obligado a hacer Zidane es levantar el ánimo de sus jugadores y recuperarlos después de la montaña rusa que han vivido tras el subidón del Camp Nou y el bajón de Wolfsburgo. También gestionar la presión, que es brutal porque hay mucho en juego. El Madrid saldrá el martes al campo sin red, sin opciones a un título que amortigüe el inesperado varapalo en Europa. No se puede fallar y en ese delgada línea se debe mover Zidane.

El Madrid se enfrenta a una situación crítica a nivel deportivo. La eliminación europea puede provocar una importante grieta en el equipo. Tras una temporada irregular en la que se ha ido a tirones, el K.O en la Champions sería tremendamente delicado de digerir a nivel deportivo, teniendo en cuenta la situación en la Liga. El vestuario se juega mucho el martes.

El crédito de ZZ

Tras tocar el cielo en el Clásico, bajó al infierno en Wolfsburgo. Zidane se juega gran parte de su futuro en la remontada ante el equipo alemán. La Champions era su principal reto cuando sustituyó a Rafa Benítez y quedaría apeado de ella en la segunda eliminatoria y ante un rival inferior. Un golpe duro de encajar a la hora de apostar por su proyecto de cara a la temporada que viene. Es una final para el Madrid y para Zidane.

Las rotaciones

Rotar y cuánto rotar, esa es la cuestión. Antes del Wolfsburgo llega el Eibar, que exige a Zizou tomar la primera gran decisión sobre qué futbolistas deben no jugar mañana pensando en la remontada. La situación invita a un once de circunstancias ante el Eibar para proteger a todos los titularísimos, pero decide ZZ, que sabe que la mínima lesión te deja fuera de la finalísima. Incluido Cristiano, que pelea por el Pichichi y la Bota de Oro.

Tras el Eibar, toca decidir el once de la remontada, el equipo más mirado con lupa. El Madrid necesita atacar, pero también no encajar goles. El morbo lo ponen Isco y James, dos jugones que se antojan necesarios para dar la vuelta a la eliminatoria pero que han cedido al empuje de Casemiro, vital para que el Madrid no reciba un gol que resultaría dramático. Zidane está obligado a acertar con sus cábalas en el once inicial.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top