Betway.mx sports banners
Nostalgia

La escuela de la calle (No es canción de Reggaeton)

Massimiliano Allegri, técnico de la Juventus, explica con argumentos por qué los chavos de ahora son muy distintos a los de hace 20 o 30 años.

El diario El País, de España.

allegriAllegri reconoce que cuando era niño “me gustaba mucho cazzeggiare” (perder el tiempo). Y asume que le gusta seguir haciéndolo. “Creo que es el espíritu correcto para afrontar las cosas. Vivir sólo del trabajo no es bueno, no puedes estar 24 horas pendiente de ello porque pierdes lucidez para gestionar los momentos más complicados. En los momentos de distracción a mí se me ocurren cosas para los partidos o los entrenamientos. El trabajo es igual de importante que el descanso. Cuando escucho que hay que trabajar las 24 horas del día, pienso: ¿pero cómo? Se te va a fundir el cerebro, te va a explotar la cabeza y no vas a conseguir nada”.

Consultado sobre si los jóvenes sienten pasión por el fútbol, el técnico de la Juve es contundente: “No hay menos pasión sólo en el fútbol. Se ha perdido la pasión por el deporte en general. En Italia ha aumentado la obesidad, los chicos no hacen deporte. En mi época estábamos en la calle de 2 a 8. Todo se hacía allí: se intercambiaban figuritas, se jugaba a todo… La calle es una escuela de vida tremenda porque te obliga a pensar, te agudiza el ingenio. Los chicos de ahora piensan poco y son poco creativos. Desapareció el arte de buscarse la vida. La culpa también es de los padres, que enseguida dicen: no te preocupes, acá estoy yo. ¡No! Deberían decir buscate la vida”.

¿Y por qué ya no se juega en la calle, señor Allegri? “Porque ha cambiado la sociedad y ya no hay patios (potreros). Habría que reconstruir artificialmente las cosas de antaño. Eso también vale para las escuelas de fútbol: habría que tener mecanismos para obligar a los chicos a pensar. Si no, crecen como pollos de ganadería. Así es imposible aprender a forjarse. Basta con mirarlos: ya no hay comunicación. Todo es a través del celular. Se pasan el día mandando mensajes y, claro, luego hay una confrontación y no la aguantan. Y a la primera palabra pesada, se ponen a llorar.

Cuando tiene que decir qué le gusta de su profesión, Allegri es claro y conciso: “Estar con los chicos y enseñarles, además del fútbol, las reglas de la vida”.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top