Connect with us

Hi, what are you looking for?

Fútbol Internacional

La hipotética selección yugoslava de futbol

Por: Memo González.

La mayoría de las personas que saben lo que era “Yugoslavia” lo recuerdan por horribles y espeluznantes hechos durante la década de los noventa, en las llamadas “Guerras Yugoslavas”, las cuales cobraron alrededor de 140,000 vidas.

Después de estos acontecimientos, poco a poco Yugoslavia se destruyó para formar diferentes países independientes que anteriormente formaban parte de una unión de diferentes naciones: Serbia, Montenegro, Eslovenia, Macedonia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Kosovo (el último siendo punto de debate al no ser reconocido por todos los miembros de Naciones Unidas).

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esta región del mundo se ha convertido en una mina de oro para el balompié europeo, siendo cuna de muchos de los jugadores élite de los años más recientes, otorgándonos artesanos en el campo y nombres casi impronunciables para los hispanoparlantes.

Pero esto hace surgir una pregunta: ¿qué sería del fútbol internacional si Yugoslavia nunca se hubiera separado?

Es por esto que me dispongo a crear mi propio once de la selección yugoslava moderna, todos ellos dirigidos por mí, Guillermo Gonzalovic, en una formación 4-3-3.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En el arco, me la juego con la promesa del Atlético de Madrid, Jan Oblak (Eslovenia). Aunque no ha sido titular indiscutible tras su llegada al equipo del “Cholo”, me parece un portero talentoso cuyos mejores años están por iniciar.

Pasando a la defensa, mi central estaría complementada con experiencia y juventud con la pareja conformada por Branislav Ivanovic (Serbia) y Dejan Lovren (Croacia), ambos centrales del Chelsea y Liverpool, respectivamente, mientras que las bandas estarían ocupadas por Aleksandar Kolarov (Serbia) por izquierda y Darijo Srna (Croacia) por derecha, ambos de gran proyección ofensiva, experiencia y gran golpeo de balón a larga distancia.

Las decisiones comienzan a ser verdaderamente difíciles a partir de aquí.

Advertisement. Scroll to continue reading.

La media cancha yugoslava estará conformada por Nemanja Matic (Serbia), dándole estabilidad y recuperación de balones a un mediocampo complementado por Luka Modric (Croacia) e Ivan Rakitic (Croacia), ambos en los clubes más grande de España.

Por último, la delantera la conformarán Miralem Pjanic (Bosnia Herzegovina) jugando por detrás de Stefan Jovetic (Montenegro) y Edin Dzeko (Bosnia Herzegovina).

En la banca tendríamos a jugadores como Handanovic (Eslovenia), Mandzukic (Croacia), Pandev (Macedonia), Subotic (Serbia) y algunos otros terminados en “ic”, conformando así un equipo temible que le haría frente a cualquier grande del fútbol europeo.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Entre los que se quedarían fuera estarían jugadores como Basta (Serbia), Vucinic (Montenegro) o Ljajic, quienes no lograron impresionarme con sus recientes actuaciones.

Esta claro que la separación de Yugoslavia no solo causó hechos terribles por guerras y muertes, también causó un crimen imperdonable: no dejarnos ver jugar a una selección que sólo podría ser descrita como un “Dream Team”.

Se vale soñar.

Advertisement. Scroll to continue reading.
@lacongeladora
Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Advertisement

Advertisement
Advertisement