Fútbol Internacional

La revolución de Klopp

La llegada de Jürgen Klopp al Liverpool representó para los aficionados un golpe anímico. Volver a tener un técnico de élite en el banquillo regresó la ilusión que había desaparecido con el resbalón de Steven Gerrard ante el Chelsea. El técnico alemán venía de un proceso exitoso con el Borussia Dortmund, donde ganó dos Bundesligas consecutivas y llegó a una Final de Champions. Sin embargo, su éxito no sólo se mide en el palmarés, Klopp logró armar un equipo altamente competitivo con jugadores jóvenes que no eran otra cosa que promesas. La crisis económica y deportiva del club fue superada gracias a su gestión.

Con este cartel llegó a Anfield, e insisto, los aficionados no pudieron hacer otra cosa que ilusionarse. En su primera temporada no pudo clasificarse para la Champions, pero llegó a la Final de la Europa League después de un partido mítico contra su ex equipo. De la alineación que utilizó para enfrentar al Sevilla en aquella Final sólo cuatro jugadores han sido titulares indiscutibles esta temporada: Lovren, Milner, Can (lesionado) y Firmino. A partir de ese partido que perdieron comenzó una renovación en el plantel, que por los fichajes de bajo perfil – la mayoría – , pasó un tanto desapercibida.

En una era en la que los proyectos deportivos más ambiciosos dependen de la inversión económica, Klopp ha demostrado que no todo pasa por el dinero; los entrenamientos, el trabajo con los jóvenes y fichajes de bajo perfil pueden formar un gran equipo. Sí, las inversiones por dos jugadores en específico han representado un gasto importante – Van Dijk y Salah – pero su rendimiento lo ha justificado.

Uno de los mayores problemas del Liverpool de Klopp era – es – la defensa. Dejó ir a jugadores como Mamadou Sakho, Martin Skrtel y Kolo Toure, y contrató a Joel Matip a costo de cero y pagó 4.2 millones de libras por Ragnar Klavan. Con estos dos fichajes logró que la defensa mejorara aunque siguió mostrando algunos problemas en el balón parado. Debido a la incapacidad de Alberto Moreno de marcar, durante la temporada 2016-2017 utilizó a James Milner como lateral izquierdo. Por eso, el pasado verano se hicieron de los servicios de Andrew Robertson, quien venía del Hull City. Ante la lesión de Nathaniel Clyne, Klopp optó por dos jugadores de la cantera: Joe Gómez y Alexander Arnold. Este último se hizo de la titularidad y tan bien lo ha hecho que Clyne, ya recuperado, ha tenido que ver los partidos desde el banquillo. Sin embargo, en el último mercado de invierno, Klopp quiso reforzar todavía más el área defensiva y convirtió a Virgil van Dijk en el central más caro de la historia, pagaron 75 millones de libras por él.

Para fortalecer el mediocampo, el Liverpool contrató a Georginio Wijnaldum y a Oxlade – Chamberlain. Ninguno de los dos representó un fichaje mediático, pero brindaron alternativas para rotaciones y su rendimiento es una de las razones por las cuales esta temporada llegaron a la Final de la Champions y aseguraron su boleto para la próxima edición.

En el ataque, Sadio Mané ha resultado un gran fichaje: el senegalés ha anotado 35 goles y dado 16 asistencias en dos temporadas. Su precio rondó los 30 millones de libras, una ganga si lo comparamos con los gastos que hacen otros equipos para reforzar sus delanteras. Este verano adquirieron a Mohamed Salah por 42 millones de euros. En su primera temporada el egipcio se convirtió en el máximo goleador de la Premier League con 32 goles, superando a Cristiano Ronaldo, Luis Suárez y Alan Shearer. En total ha anotado 44 goles en 51 partidos disputados. Otra vez: una ganga.

Esta temporada, el equipo ha demostrado un juego ofensivo, vertical. Klopp lo musicalizó: “A mí me gusta más el Heavy Metal”, declaró en enero de este año cuando le quitaron el invicto al Manchester City y describió el estilo de Guardiola como una “orquesta”.

Recuerdo haber leído un artículo de Nacho González en La Media Inglesa cuando los Reds consiguieron su pase a la Final de la Champions. Resaltaba la personalidad del equipo: “valientes”, “locos”, “suicidas”. No sé si estos calificativos van bien con un equipo de futbol, y más en estos tiempos. Pero de lo que sí estoy seguro es que el Liverpool ilusiona otra vez. ¿Qué no se trata de eso la revolución de Klopp?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dicen que las primeras partes siempre son lo mejor. Por eso volvimos a La Congeladora original. contacto: ricardo@lacongeladora.com

Copyright © 2018 LACEDD MEDIA.

To Top