Betway.mx sports banners
Congeladora

La Selección Millennial de futbol

La primera definición de lo que llaman generación Millennial la leí en una crítica a la película Whiplash realizada por Daniel Krauze en el periódico El Financiero el 30 de enero de 2015, y dice así, “Los Millennials: la generación nacida a partir de los 80, dedicada a la curaduría de su vida en Instagram, Facebook y Twitter. (Breat Easton) Ellis la apodó Generation Wuss o Generación pusilánime: individuos adictos a la gratificación instantánea, a los likes y a los retuits, a las estrellitas y los pulgares arriba; una generación que recibe trofeos no por ganar sino por competir, que no sabe cómo digerir el rechazo, segura de que toda opinión personal merece ser compartida”.

El origen de la relación viral entre la Selección mexicana y las redes sociales proviene de Brasil 2014, cuando los festejos del Piojo se caricaturizaron, se memearon y de pronto, el interés de ver las reacciones de un entrenador atípico a lo que hoy estamos acostumbrados se internacionalizó, y los periódicos comenzaron a dedicarle un espacio a sus ediciones para mostrar los mejores memes, derivados de las reacciones de un entrenador nacional que ante la nula esperanza de los aficionados mexicanos en el Mundial, se convirtió en un héroe brindándonos una calca de nuestras actuaciones en las últimas cinco ediciones de la Copa del Mundo.

Un año después, el 7 de junio de 2014, día en que se celebraron las elecciones intermedias en México, el Piojo, Oribe Peralta y Marco Fabián utilizaron sus cuentas de Twitter para apoyar al Partido Verde Ecologista, violando la veda electoral. Esto causó un serio repudio de la afición mexicana hacia Miguel Herrera, quien de pronto ya no parecía el simpático personaje de caricatura.

Después vino la pésima actuación del equipo mexicano en la Copa América, las justificaciones del técnico culpando a los árbitros por su eliminación, las críticas de periodistas y las viscerales respuestas del mismo Piojo y su polémica hija conocida como la Piojita, quien escribió en Twitter cuando la Selección cayó eliminada ante Ecuador: “@RadioLaChanfain @MiguelHerreraDT @martinolimx que se lo diga en la cara por que así es un hipócrita y en la cara en puto lamehuevos” (Sic), refiriéndose a Christian Martinoli por las criticas que emitió hacia su padre. Posteriormente, Herrera le contestó al narrador de TV Azteca que ojalá pudieran encontrarse en persona para arreglar las diferencias.

Y no sólo el Piojo ha utilizado las redes sociales para generar polémica alrededor de la Selección, los jugadores siempre tan activos en redes sociales, generando likes y retuits, emprendieron una campaña el pasado viernes en contra del periódico Récord. #MientoComoRécord, decían, mostrando su enojo por una nota que se había publicado en la que afirmaban que los jugadores no estaban contentos con el director técnico. Sin embargo, nunca mostraron algún argumento sólido para refutar la versión del diario.

En el mismo artículo, Daniel Krauze afirma: “La vida no es como la postean, amigos”. Interesante reflexión para una Selección mexicana que se incomoda fácilmente por las críticas suscitadas a partir de los malos resultados que han conseguido en los últimos partidos, acostumbrada a recibir cariños y reconocimientos en la red social de los 140 caracteres no por ganar, sino por competir, que no sabe digerir el rechazo, sólo likes y retuits.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top