Futbol Mexicano

Las rotaciones de Osorio

Existen muchos debates dentro del futbol, cada uno más estéril que el otro. Pero hay uno que sin duda no pierde vigencia: ¿el ganar importa más que la forma en la que se consigue – o por lo menos se intenta – ?

En el futbol moderno, todo parece indicar que los resultados positivos importan más porque representan triunfos, títulos y estos, dinero. Los entrenadores son juzgados por sus resultados, no tanto por las formas que intentan plasmar en un equipo.

Muchos procesos son terminados por los directivos debido a los pobres resultados sin tomar en cuenta las formas. En muchos de esos casos, los periodistas deportivos tampoco analizan el estilo que se está tratando de ejecutar y juzgan sin misericordia a los técnicos que no son capaces de hacer a un equipo ganador.

La Selección mexicana tiene a un técnico que no le gusta salir en comerciales, ni ser utilizado como personaje de espectáculo por las televisoras. Él habla de futbol y argumenta sus ideas hablando de futbol, ya si uno está de acuerdo o en desacuerdo es otra cosa. Este entrenador, que además es colombiano, tiene ideas que han sido criticadas por periodistas y otros analistas que, oh sorpresa, en su mayoría son entrenadores que en cualquier momento dejarían su chamba en los medios por dirigir a un equipo.

La idea de Juan Carlos Osorio que ha sido más criticada por los medios de comunicación es la rotación de jugadores que ha implementado en las eliminatorias y en la Copa Confederaciones. Los periodistas y analistas argumentan que estas rotaciones afectan al sistema de juego que, obviamente no les gusta.

La Selección con Juan Carlos Osorio está en primer lugar del Hexagonal y el día de mañana se disputará contra Alemania el pase para la Final del mismo torneo del que hace cuatro años nos despedimos en fase de grupos.

Algo tiene que estar haciendo bien el entrenador, pero al mismo tiempo, no parece. El estilo de juego no termina por convencer y algunas cuestiones parecieran indicar que los resultados se han dado más por chiripa que por trabajo.

En lo personal, creo que los resultados se deben al trabajo del entrenador y sus asistentes que, no por nada tiene a los jugadores comprometidos con esa filosofía.

Pero insisto, al mismo tiempo todo parece indicar que no, que el entrenador es un necio, que en su soberbia intenta inventar cosas que no deberían realizarse en el futbol.

Mientras discutimos, como siempre, sobre qué importa más: ganar o la forma en la que se juega intentando ganar, Osorio no parece dar señales de que va a cambiar. Ni la presión de un periódico al publicar en su portada: “Profe, el medio te lo pide… ya bájale”, parece meterle presión.

Y qué bueno. El profe haría mal en dejarse presionar por un periódico que no sólo deja de informar en la nota que se lleva la portada, sino que emite un juicio que generaliza sin sustento.

Osorio, repito, no creo que cambie. Mañana podríamos ver menos rotaciones, eso es seguro, aunque las lesiones lo obligan a realizar algunas, pero ni una goleada como la sufrida hace un año ante Chile, lo hará cambiar su filosofía.

Lo más probable es que se pierda contra Alemania, por su superioridad como equipo, a pesar de que es una Selección joven. Pero cabe la posibilidad de que la Selección gane. Sin embargo, el debate continuará. Y por ello, sólo propongo que los argumentos mejoren porque hace tiempo que me resulta tedioso, repetitivo y por ende, aburrido.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top