in ,

Los Titans están LEJOS de ser contendientes al Super Bowl, después del trade de Julio Jones.

Cortesía de Adam Schefter en Twitter: @AdamSchefter

Por: Federico Compañ.

Twitter: @FedeCompan

YouTube: Federico Compañ

Facebook: Analistas NFL

Patreon: Federico Compañ

Antes de comenzar con el artículo/opinión, los quiero a invitar a que vean mi último video en mi canal de YouTube. En el video analizo si los Arizona Cardinals hacen bien en poner a Zaven Collins como su “Mike Linebacker”, espero lo vean y les guste, den click aquí, después de leer el artículo y los llevara al video.

Como todo lo que publico aquí nadie me pidió mi opinión sobre el “trade” de Julio Jones, aun así la voy a dar (lol). Creo que lo primero que tengo que decir, es que mi comentario va más enfocado a los Titans que al “trade” en general, porque del movimiento no hay mucho que decir. Julio Jones es uno de los mejores jugadores de la liga, y entra en la conversación de mejor “wide receiver” de la NFL, así que dar a cambio una selección de segunda ronda y una cuarta ronda, es un “no brainer”.

Los fans de Tennessee deben estar extasiados con la noticia, si yo fuera fan lo estaría. Mi problema es que antes del domingo yo veía a Tennessee como un equipo entre 9-11 victorias, favoritos para ganar su división en gran parte porque están en quizás la división más débil de la AFC. Después del “trade” de Julio Jones veo a Tennessee como un equipo entre 9-11 victorias, favoritos para ganar su división en gran parte porque están en quizás la división más débil de la AFC.

Lo ven para mi no cambió nada, no los veo como “Super Bowl contenders”, y sigo poniendo por encima a Baltimore, Kansas City y Buffalo dentro de su conferencia.  Claro, la ofensiva de Tennessee debe mejorar con Julio, que viene a sumar a una unidad ya muy talentosa.

No se ustedes que les gusta de una ofensiva, yo al momento de estudiar puedo decir que no es de mis ofensivas favoritas para analizar. Me atrevo a decir con mi poca experiencia en el tema que la ofensiva de Tennessee no es un sistema variado, sino todo lo contrario tienen poco volumen de conceptos, pero los que corren lo hacen extremadamente bien, y es muy difícil vencer una buena ejecución aunque sepas que es lo que viene.

En mi mente los puedo asociar con la defensiva  en cobertura de los Pats los últimos años, que su “bread n’ butter” es el man match Cover 1 rat. La manera que está entrenada la unidad, la forma en que respetan su “divider leverage” el cómo mantienen su posición conforme al mismo “divider”, la forma en que pasan las rutas y cómo se convierten en los nuevos “rats”, para alguien que intenta ser un “defensive junkie” como yo, es poesía en movimiento, es hermoso. 

La pregunta es de igual de divertido que estudiar la cobertura de Los Angeles Rams de Brandon Staley donde no sabes como rotaran los dos safeties profundos después del snap, donde pueden jugar Cover 7, Cover 1, Cover 3, Quarters Half, la respuesta es no, es mucho más divertido estudiar la defensiva de Brandon Staley que la de Bill Belichick, en términos de cobertura, en cuestión de frentes, ambos hacen cosas interesantes.

Lo mismo puede pasar para los “offensive junkies” la ofensiva de Tennessee puede que no sea tan divertida como lo es la ofensiva de Kyle Shanahan, Sean McVay, Andy Reid o Brian Daboll, pero si hablamos de ejecución, de ser eficientes la ofensiva de los Titans debe entrar a la conversación.  Una de las razones principales de esto es por Arthur Smith uno de los “play callers” ofensivos más subestimados de la liga.

Todd Downing el nuevo “play caller” de los Titans.

Pero hay un pequeño inconveniente Arthur Smith ahora está en Atlanta, y su reemplazo es Todd Downing, si no conoces a Downing, te cuento su única experiencia como “play caller” (si no me equivoco a cualquier nivel) fue cuando era el coordinador ofensivo de Oakland en 2017. Jack Del Río decidió no renovarle el contrato a Bill Musgrave (despidiendo a Musgrave de una manera bonita) y nombrar a Downing su nuevo coordinador ofensivo. 

El experimento salió tan mal que los Raiders pasaron de ser un equipo de 12-4 (gracias a la buena actuación de la ofensiva) a un equipo de 6-10. Derek Carr pasó de ser un candidato a MVP a entrar a la conversación de si es un buen QB, pero jamás se sentará a comer con los niños grandes, la ofensiva pasó de ser sumamente divertida a ser sumamente aburrida. Ultimadamente la decisión le costó el trabajo a Del Río y Downing, y derivó a que Gruden dejará la cabina del Monday Night y volviera a ser coach. Increíble efecto dominó que fue la promoción de Downing de coach de quarterbacks a coordinador ofensivo (pero eso es tema para otro artículo).

Algo que se olvida de la campaña de Oakland del 2016, fue el excelente “play caller” que fue Musgrave, y el declive fue impactante en 2017 con el “play calling” de Downing. Ahora Todd Downing no fue la única causa del retroceso del equipo. La defensiva de Jack Del Río era un chiste, Derek Carr jugó lesionado y hubo fricciones en el equipo por cuestiones de protestar o no durante el himno nacional, pero claramente Downing no ayudó en nada.

La ofensiva de Titans en el 2021, en papel es mucho más talentosa que la ofensiva de Oakland en 2017, por lo que quizás no haya tanto declive, también hay que tomar en cuenta que Downing habrá aprendido mucho de su única campaña como “play caller” y puede enmendar algunos de sus errores. Pero eso no quiere decir, que hay que esperar que la ofensiva de Tennessee sea igual de buena como lo fue el año pasado.

Los “play callers” son sumamente infravalorados, la ofensiva de Kansas City no sería igual sin Bienemy/Reid o la de Buffalo sin Daboll o la de Green Bay sin LaFleur (solo por nombrar algunas). Mi punto es, puedes tener mucho talento, pero el “play caller” debe ser igual de bueno para saber exprimir el talento de una manera eficiente. Claro que Downing puede callarme la boca y ser mejor en su segunda oportunidad, yo quiero que pase eso, pero ahorita con la información que tengo, no puedo proclamar que Tennessee es un serio contendiente al Super Bowl.

The San Diego Union Tribute, photo.

La ausencia de Dean Pees.

Otra gran razón es que su defensiva es una incógnita. El “deep playoff run” que tuvo Tennessee en los playoffs del 2019, fue en gran parte a la buena actuación de su defensiva comandada por uno de los mejores coordinadores defensivos que hay en la liga Dean Pees. 

Pees es una de las mejores mentes al momento de fabricar presión, sus “creepers” hacen ver fantasmas a cualquier QB (sino preguntenle a Baker Mayfield, que después del juego de la semana 1 del 2019, quedó asustado el resto de la temporada), y no necesita de un “pass rush” de élite para llegarle al mariscal. Pees se retiró después de la temporada de 2019, y la defensiva de Titans en 2020 fue un asco para ponerlo en palabras bonitas. Uno de sus principales problemas fue la falta de “pass rush” y el no poder sacar a las ofensivas del campo en terceras oportunidades. Los diseños de Pees para generar presión hicieron mucha falta. Pees salió del retiro para la temporada 2021, y adivinen dónde está, sí, así es en Atlanta con Arthur Smith. 

Los Titans obviamente trataron de mejorar la unidad, pero tampoco para asegurar que la defensiva va a ser mucho mejor que lo que fue en el 2020. Así que Tennessee ahora tratará de realizar otro “deep playoff run” sin Arthur Smith y sin Dean Pees dos piezas claves del equipo en 2019.

Jun 11, 2019; Nashville, TN, USA; Tennessee Titans defensive coordinator Dean Pees watches as players stretch during minicamp at Saint Thomas Sports Park. Mandatory Credit: Christopher Hanewinckel-USA TODAY Sports

Acaso Ryan Tannehill, es tan bueno como sus números indican?

Por último está Ryan Tannehill, que ha sido una gran historia desde que salió de Miami y sustituyó a Marcus Mariota en Tennessee. Si nos vamos a los números, Tannehill ha sido uno de los mejores QB’s de la liga. Pero ese es mi problema con las estadísticas y los números, no te cuentan la historia completa y muchas veces mienten, por eso yo casi nunca hablo con estadísticas y números, pueden ser un complemento para tu análisis, pero no lo puede ser todo. Debes ver el “film” para dar un buen análisis, ya sabes la frase “film don’t lie”.

Lo que te dice el “film” de Tannehill es que es un quarterback sumamente protegido por su sistema de play action, donde se le facilita la lectura de la jugada (en ocasiones solo teniendo una lectura, o solo leyendo una mitad del campo) y reduce su toma de decisiones. Tannehill ha mejorado bastante desde su tiempo en Miami, eso no hay que quitarselo, pero cuando le privas el escudo del play action y de su sistema, lo sacas de su zona de confort,  se sigue viendo como el jugador que era en Miami (no es un mal quarterback tampoco en Miami lo fue, pero no es top 15).

Oct 25, 2020; Nashville, Tennessee, USA; Tennessee Titans quarterback Ryan Tannehill (17) attempts a pass during the first half against the Pittsburgh Steelers at Nissan Stadium. Mandatory Credit: Christopher Hanewinckel-USA TODAY Sports.

Conclusión.

El “trade” de Julio Jones fue un excelente movimiento, los Titans tienen una de las ofensivas más talentosas de la liga, top 5, pero con un quarterback promedio, con la salida de dos de sus mejores entrenadores, con un “play caller” inexperto y con una defensiva que sigue generando más dudas que seguridades, llamarlos “Super Bowl Contenders” o que sean uno de los favoritos de la AFC, me parece algo acelerado y prematuro.

What do you think?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Los Arizona Cardinals, usarán de la manera CORRECTA a Zaven Collins? O limitarán su EXPLOSIVIDAD?

Qué es lo BUENO y qué es lo MALO de la expansión de los playoffs en el Football Colegial.