in

Los recuerdos de Redondo sobre aquella Final contra la Juventus

Fernando Redondo, mítico jugador del Real Madrid, fue entrevistado por el periodista español Javier Matallanas; recordó su paso por el Madrid, la relación con Vicente del Bosque y sus compañeros con los que ganó la séptima, precisamente a la Juventus.

El Madrid tenía 32 años sin ganar un título europeo y esa temporada había quedado en cuarto lugar de la Liga y estaba eliminado de la Copa del Rey.

“Para nosotros La Séptima es muy especial. Todos los que formamos parte de ese equipo sentíamos la necesidad y la gente nos lo transmitía así, esos 32 años que el Madrid no conseguía una Copa de Europa. Era mucho tiempo. Nos hacían pensar en todos los grandes jugadores que habían pasado durante ese tiempo y que nosotros estábamos muy mentalizados y con una posibilidad cierta, aunque justamente enfrente teníamos a la Juve, que tenía un grandísimo equipo y en un gran momento de forma.

“No fue fácil. El Madrid tiene eso de especial y en los grandes momentos no suele fallar. Éramos un equipo con grandísimos jugadores con una calidad técnica envidiable, pero, sobre todo, ganamos esa Champions por la mentalidad y por el carácter”.

En la Semifinal frente al Borussia Dortmund, el argentino dio una gran exhibición. 

“Esa semifinal fue un paso previo. También hacía años que el Madrid no llegaba a una final. Fue como ese primer salto que teníamos que dar y jugar en Dortmund, que había sido el último campeón, con un estadio repleto, con un clima caliente. Tuvimos que aguantar su presión los primeros minutos. Creo que lo que marcó, tanto en esa semifinal como en la final, a este equipo fue la mentalidad, teníamos jugadores con carácter y teníamos en mente ese gran deseo de conseguir esa Champions para el Madrid y poder brindársela a la afición”, recordó.

Heynckes era el técnico de ese Madrid, que llegaba con muchas dudas. Mucho se habló sobre la poca autoridad que tenía sobre el equipo y la autogestión por parte de los jugadores.

“Heynckes tuvo mucha importancia en esta consecución y le tengo un gran afecto. Me dejó muchísimas cosas positivas. También fue muy importante Ángel Vilda, el preparador físico, con toda su experiencia. En el Madrid, temporada tras temporada hay que ganar todo y cuando en algunas de las competiciones no andas bien, la presión es muy grande. Grandes logros como La Séptima no se consiguen por casualidad. Y tiene que haber cierta comunión entre la directiva, el cuerpo técnico y los jugadores para que se consigan los éxitos”.

Sobre si en esa Final la Juve llegaba como favorito, Redondo recuerda:

“Ellos venían de una temporada espectacular y sólo hay que recordar también los nombres de los jugadores que tenían. Fue una final fantástica, en el Amsterdam Arena, un día pleno, con todos los brillos. Fundamentalmente nunca voy a olvidar ese regreso a Madrid, ese trayecto del aeropuerto a Cibeles. Toda la gente volcada en la calle, desde niños hasta personas mayores donde se veía esa alegría, ese deseo que tenía todo el madridismo de conseguir esa Champions, después de tanto tiempo, y volver a un lugar de privilegio que le correspondía”.

Paralelismos entre aquella Final:

“Después de tanto tiempo sin ganar la Copa de Europa, el Madrid ansiaba ganarla de nuevo. En la Liga no nos fue bien y nos aferrábamos a esa Champions, era lo que queríamos conseguir y lo único que teníamos por delante. Creo que en la final de Cardiff, la Juve tiene más urgencias. Va a ser un partido muy bonito de ver, se enfrentan dos grandes equipos, con grandísimos jugadores y con la historia y la filosofía de cada uno. La Juve, un equipo italiano, al que es difícil doblegar porque en defensa son muy fuertes. Y de otro lado, el Madrid con un gran poder ofensivo y con un poder de finalización envidiable. Será una final interesante y muy motivante porque el Madrid también tiene la posibilidad de volver a conseguir otra nueva Champions en tan poco tiempo y coronar esta temporada. ¡Sería fantástico!”

Isco o Bale:

Ese debate es un gran privilegio que se puede permitir el Madrid. Son jugadores compatibles y en este caso sí tiene mucho que ver el estado de uno y otro. Bale hace tiempo que no juega. Isco lo viene haciendo fantásticamente y también fue determinante en la última etapa de la liga. A mí personalmente es un jugador que me encanta. Y cada uno le da un carácter diferente al equipo, le aporta cada uno lo suyo. Bale mucha más potencia y es muy vertical. Isco combina y creo que le da al medio del campo mayor volumen de juego y ofrece también un aporte en los últimos metros. Es el privilegio y también el desafío que tiene Zidane de poder gestionar esto. A cualquiera le encantaría tener jugadores de esas características en su equipo.

 

 

What do you think?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Alegría y osadía de maestros en Cardiff

Es hora de flipear con los goles de la semana