in , ,

Tres ligeras observaciones posteriores al partido de futbol más raro que he visto en mi vida

Por Michel Juraidini

1.- Emery sorprendió y no de la mejor manera. El entrenador vasco siempre ha dado de qué hablar con sus planteamientos atrevidos, sobre todo en situaciones adversas de mucha presión, ayer simplemente pecó de pragmático o, como muchos afirman, de temeroso. Si ese fue el mensaje que mandó a sus jugadores o si en verdad éstos no tuvieron la talla para quitarse el miedo nunca lo sabremos. En la ida, El PSG demostró que tiene nivel para competir por la Champions. Ayer, demostró que no tiene el carácter.

2.- Visto de nuevo el partido, me es imposible explicar cómo el Barcelona metió seis goles ayer. Messi apagado, Iniesta con dificultades para mantener el ritmo, Rakitic impreciso, Suarez con garra y nada más. Neymar es el que podría decir fue el mejor del equipo catalán, por su soberbio tiro libre y asistencia de la victoria, pero afirmar que se cargó el equipo a los hombros se me hace un poco distante de la realidad.

3.- Los errores en la defensa y ataque del PSG son imperdonables para un equipo que busca denominarse como top del mundo. El descontrol absoluto de la zaga en el primer gol, el error infantil de Marquinhos en el segundo, la tronquedad con la que Meunier se tropieza y comete el primer penal, el fallo mano a mano de Cavani, el fallo mano a mano de Di Maria, la falta general de control de posesión… Errores que no te perdonan en Champions, mucho menos equipos como el Barcelona, por más que vayas cuatro goles arriba no se puede tener la arrogancia para fallar esas oportunidades y sonreír o fingir una estúpida falta como lo hizo Di Maria, quisiera recordarle al lector la regañada que le pusó Neuer a Ozil en la goleada alemana en Brasil 2014, después de que el mediocampista fallara un mano a mano vs Júlio Cesar (iba a ser el 8-0) que derivaría en el único gol brasileño de la noche. Para mí es importante citar esta anecdota para dar a entender que hoy por hoy, el PSG no tiene la mentalidad para ser campeón y seguir considerandolo cómo candidato a ganar la Champions va a ser todavía más dificil a partir de el partido de ayer.

Estos son los tres detalles que he rescatado de un mar de circunstancias, donde probablemente existan muchas más variables de las que he notado. Ahora, si algo me ha dejado este partido es que en el futuro voy a comparar todos los partidos que ganen equipos grandes con la pura camiseta y me preguntaré: ¿en verdad jugaron tan mal como el Barcelona ese día? Eso sí, considerando que la remontada historica de ayer fue más porque los jugadores y el técnico del PSG erraron como amateurs que por mérito culé, no quiero dejar pasar el hecho de que el Barcelona jugó como un equipo verdaderamente grande, con sobriedad y aprovechándose de la inseguridad del rival pequeño; pese a que los tenian agarrados del cuello y practicamente vencidos, el Barcelona se hizo de su grandeza para limpiarse las heridas y derrotar al PSG con un repentino golpe del cual los parisinos no se van a recuperar en mucho tiempo. Y eso que se les olvido jugar bien al fútbol.

 

Conoce más de este autor en: https://www.facebook.com/micheljuraidini/?fref=ts

What do you think?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Copa MX: ¿Qué nos dejaron los Octavos de Final?

Infantino y la FIFA en contra de las políticas migratorias de Trump