Nos encantan los underdogs

Puede que te interese

¿Qué juegos son eSports?

El concepto de eSport se utiliza para referirse a las competiciones de videojuegos organizadas a nivel profesional. En este ámbito hay que considerar qué...

Una mirada a FIFA 21: ¿Vale la pena el nuevo juego de EA Sports?

El nuevo juego de la franquicia FIFA continúa la tradición de producir grandes partidos de fútbol este año. FIFA 20 introdujo nuevos modos de...

eLiga MX Buena idea, mala ejecución

Ayer terminó la primera edición de la eLigaMX y pocos se enteraron. ¿Por qué el evento empezó muy bien y con el paso de...

Los eSports y una oportunidad para despegar en la industria

Los eventos de eSports están recibiendo un gran aumento en audiencia ahora que los deportes tradicionales están en pausa. Esta puede ser una oportunidad para...

Por: Roberto Garza Lira

El domingo por la noche perdí mi liga de pick ‘em, la cual, en términos prácticos, es una quiniela. Esta derrota tiene una breve y directa explicación: exceso de fe y amor por el underdog, los Gigantes de Nueva York.

Pongamos contexto: Hollywood nos ha vendido infinitas historias del equipo subestimado, del atleta problemático, de personajes que rondan caminos difíciles y tormentosos. Dramas para aferrarse al asiento deseando que algo más allá que solo suerte suceda y los protagonistas rediman sus circunstancias, callen a los críticos, y triunfen. Una victoria en medio de la sorpresa y del drama.

En la temporada del 2007, Brandon Jacobs corría (eficientemente) para los Gigantes, quienes clasificaron para playoffs como comodín y un módico récord de 10-6. La victoria ante Tampa no fue sorpresiva; ganarle a Dallas sí. Ni se diga frente a los Empacadores de Brett Favre donde Tom Coughlin tomó venganza de la paliza que estos le habían dado en temporada regular. New York llega al Super Bowl para enfrentar a la ofensiva que sentó un nuevo récord tanto de puntos anotados como de diferencia. New England estaba invicto y todas las apuestas los señalaban como favoritos. Finalmente David le ganó a Goliat en gran parte gracias a un pase atrapado con el casco.

En 2008 una de las mayores figuras de perseverancia y sorpresa, Kurt Warner, llevaba el mando de una ofensiva feroz donde brillaba Larry Fitzgerald y Anquan Boldin. Entrando a playoffs con un récord de 9-7, los Cardenales eran definitivamente el underdog. El cariño que cultivó este equipo conforme fue avanzando hacia la última instancia solo hizo más difícil ver la derrota (con la frente en alto) ante Pittsburgh en uno de los mejores (sino el mejor) Super Bowl de la historia.

En la temporada del 2011, unos Gigantes de 9-7 jugaron agresivos e incesantes contra Green Bay para luego derrotar a San Francisco y volverse a ver las caras con New England en el Super Bowl. Esta vez los Gigantes no tuvieron que hacer uso del drama: contundentemente neutralizaron y dominaron a los Patriotas. Entraron infravalorados y salieron hundidos en ovación.

A diferencia de la temporada del 2011, en el último encuentro de playoffs, quien lanzó un pase de anotación en los últimos dos minutos para llevarse una ventaja a medio tiempo no fue Eli, sino el todopoderoso Aaron Rodgers. Green Bay ajustó su ofensiva y organizó una defensa que aniquiló por completo al que pintaba para ser el underdog de la temporada. Uno que había probado ser la kriptonita del mejor equipo de la conferencia americana y nacional. Ahí se fue mi pick ‘em y para fines prácticos, la culpa es de Odell Beckham Jr. por ponerse una máscara del Cruz Azul.

Por más análisis, crítica y estudio, dentro de cada uno de los seguidores y amantes de este deporte, existe una voz que habla de milagros y de esperanza. Una voz que se creó gracias a Marshawn Lynch destrozando la defensa del entonces campeón de la liga y sorpresivamente eliminándolos en playoffs. Voz misma que sabe que aún estando abajo por 32 puntos, el partido aún puede ganarse. Voz que habla sobre el Music City Miracle. Voz que habla sobre The Catch. Voz que dice que en este deporte, nada es un hecho, que el fútbol es ridículo y que todo puede suceder.

Creí de más en el underdog porque eso es lo que hacemos. Porque tarde que temprano, Detroit llegará al Super Bowl; los Browns encontrarán a un mariscal de Pro Bowl; Alex Smith lanzará un pase profundo que será atrapado; Jim Harbaugh volverá a la NFL; Chip Kelly será vetado y Tony Romo será valorado.

Porque de eso se trata la NFL, de que lo que parece imposible suceda, de que exista la magia.

Más Contenido

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más Nuevo

Debacle rojiblanca

Hace justamente una semana el cuadro de la capital gozaba de un primer puesto, por encima de Madrid (a 6 puntos con un partido...

Resumen Necaxa v Rayados Guardianes 2021

Resumen Necaxa v Rayados de Monterrey Jornada 7 Guardianes 2021 El equipo del Vasco Aguirre hilvana su segundo partido consecutivo sin poder ganar y empieza...

MLB en Español ESPN Disfruta de una nueva temporada

Las nueve entradas y los corredores en la segunda base regresarán al diamante en la MLB en Español Espn. El 2021 ha alcanzado su...

Liga MX Trofeo que ha cambiado con los años positivamente

El Sistema de la Liga Mexicana de Fútbol es también conocido como la Liga MX Trofeo, está organizado una federación especializada. La Federación Mexicana...

¿Qué juegos son eSports?

El concepto de eSport se utiliza para referirse a las competiciones de videojuegos organizadas a nivel profesional. En este ámbito hay que considerar qué...