in

Vuelve el asesino a las canchas

7 años después de asesinar a su novia y  tirar su cuerpo a los perros. Bruno Fernendes de Sousa es contratado por el Boa Esporte.

El portero brasileño Bruno Fernandes, liberado de prisión tras purgar parcialmente la pena por el asesinato de su ex novia, fue presentado este martes por su nuevo club, el Boa Esporte de Varginhas (Minas Merais, sudeste), pese a la pérdida de patrocinadores y a las críticas que originó su contratación.

Souza está libre mientras apela una sentencia de 22 años de prisión por ordenar el asesinato de Eliza Samudio en 2010. Una Corte Suprema ordenó su liberación porque su apelación estaba demorando mucho. En una conferencia de prensa transmitida por ESPN Brasil, Souza dijo que agradece la oportunidad y afirmó que se ha estado preparando para volver a la cancha.

“La gente no quiere tener nada que ver conmigo por lo que sucedió en el pasado”, dijo. “Boa me está abriendo las puertas. Estoy muy contento y motivado”.

Al menos cinco patrocinadores anunciaron que dejarán al equipo en protesta por la contratación. La ciudad de Varginha, a unos 400 kilómetros al noroeste de Río de Janeiro, también dijo que analiza su puede terminar su relación con el club, que utiliza sus instalaciones.

En una publicación en Facebook, el presidente del equipo, Rene Moraes da Costa, defendió su decisión, al señalar que el club cumplió con todos los requisitos legales y que hacen lo posible por ayudar en la recuperación de una persona. “¿Quién no ha escuchado que el trabajo dignifica al hombre?”, escribió.

Muchos brasileños, desde hinchas de Esporte hasta grupos defensores de las mujeres, están en desacuerdo, y publicaron miles de mensajes furiosos en la página de Facebook del club.

“Espero que Boa Esporte juegue pésimo en todos los partidos”, escribió Rodrigo Marcos Costa en una reacción al mensaje del presidente. “Un equipo que contrata a un asesino no merece el respeto de nadie”. El portero de 32 años jugó en el pasado con Flamengo.
El caso saca a relucir dos problemas frecuentes en el país más grande de Latinoamérica: violencia crónica contra las mujeres, y un sistema judicial ineficiente.

Casi cinco de cada 100.000 mujeres son asesinadas al año en Brasil, una de las tasas de feminicidio más altas del mundo. Souza fue hallado culpable por un tribunal en 2013 después de un juicio en el que salieron a relucir detalles horripilantes sobre su asesinato: fue estrangulada, su cuerpo picado en pedazos y comido por perros.

 

AP-SPORT-ESPN

What do you think?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings

El Real Madrid ya tiene en la mira un posible sustituto de Pepe

El Mónaco rompe racha de Guardiola